11 feb. 2009

DESPUÉS DE LO QUE DEBÍA SER PERO NO FUE

LA CONFESIÓN:

Dios está con nosotros, pero nosotros no estamos con Dios.

El pan venía relleno de GULA. Pequé. Una hora de spinning será la penitencia, el sudor será la
absolución.

Él hombre dijo: ¡librame de mí que soy él mal! Jesús puso su mano en la cabeza del hombre y lo despojó de la cordura. Ahora, el hombre vive dichoso en su locura.

Compartir contigo el mal que llevo dentro me hace mirar al cielo y dar gracias porque ahí también el amor existe.

Hay cosas que nunca debieran confesarse...

1 comentario:

  1. Pero la Caja de Pandora no puede dejar de seducirnos. No importa como, todas las cerraduras siempre se abren.

    ResponderEliminar

Desahoguese usted aquí...